Dra. Gládys Polanco Estévez
 
Cirugía Estética y Reconstructiva
 
809.326.2073
 
Glúteos

El método más seguro, inocuo y con resultados satisfactorios es la lipoinyección glútea, la cual consiste en extraer grasa de otras partes del cuerpo y posteriormente inyectarla en el área glútea. De esta manera se obtiene la silueta y forma deseada sin los riesgos que las otras técnicas implican.

TÉCNICA QUIRÚRGICA

La lipoinyección glútea, es, a mi forma de ver, una parte integral de una lipoescultura. Por lo tanto, durante el acto quirúrgico se realiza liposucción de las zonas que lo ameritan y posteriormente, con la grasa remanente, se inyecta en el área glútea una cantidad variable (por lo general más de 400 cc) de grasa obteniéndose el aumento deseado. Siempre hay que definir bien la espalda y piernas para obtener una mejor forma.

No toda la grasa obtenida es de la misma calidad. Es así como la grasa de muslos, rodillas, flancos y espalda es la que mejor resultado ofrece a largo plazo.

Siempre se debe inyectar una cantidad mayor a la deseada pues alrededor de 30 por ciento de la grasa se reabsorberá como resultado del procedimiento de extracción y reintroducción, siendo eso totalmente normal.

TIPO DE ANESTESIA

Este procedimiento resulta mucho más cómodo y seguro para la paciente cuando se realiza con anestesia general.

TIEMPO DE CIRUGÍA

Dependerá de la cantidad de grasa y de las características anatómicas de cada paciente. Por lo general el tiempo será de dos a cuatro horas ya que siempre se combina con lipoescultura.

POSTOPERATORIO

Durante las primeras horas posteriores a la cirugía se puede sentir dolor moderado que es controlado fácilmente con analgésicos. El dolor mejorara en un lapso de 48 a 72 horas.

Durante los primeros 5 días debe evitar sentarse o dormir boca abajo. El reintegro a las actividades deportivas o recreacionales será de aproximadamente 1 a 2 meses siempre teniendo en cuenta el uso de protector solar. Sin embargo las actividades laborales se pueden reiniciar en un periodo tan breve como 5 días dependiendo de la evolución.

La inflamación de las zonas succionadas dura algunas semanas, sin embargo es importante saber que la forma definitiva del los glúteos y del resto del cuerpo donde se efectuó la lipoescultura se podrá evidenciar adecuadamente después del tercer mes de postoperatorio.

La (el) paciente usará una faja especial durante un tiempo que generalmente es de 3 meses.

RIESGOS

Ninguna cirugía esta exenta de riesgos ya que cada organismo reacciona de forma diferente. En la inmensa mayoría de los casos la evolución es completamente satisfactoria pero un grupo pequeño de pacientes puede presentar alguna alteración que tratada oportunamente no debería representar mayor inconveniente.

Reabsorción de la grasa: en raras ocasiones se puede observar la reabsorción total de la grasa inyectada con lo cual la región glútea regresaría a su estado previo a la cirugía. Esto es infrecuente.

Hematomas: se pueden presentar hematomas producto del trauma que realiza la cánula durante la succión – inyección. Estos hematomas se resuelven espontáneamente y no representan mayor riesgo.

Asimetría glútea: diferencias en el volumen de cada glúteo. Es infrecuente y se debe a una mayor reabsorción de grasa en uno de los dos lados.

Infecciones y tromboembolismos grasos: extremadamente infrecuentes.

 
Todos los derechos reservados ©2012 www.polancoplastica.com | Dra. Gladys Polanco