Dra. Gládys Polanco Estévez
 
Cirugía Estética y Reconstructiva
 
809.326.2073
 
Blefaroplastía

La blefaroplastia es una cirugía que tiene la finalidad de rejuvenecer la apariencia del rostro a través de la intervención de los párpados.

Consiste en un procedimiento quirúrgico funcional o cosmético con la finalidad de remodelar el párpado superior o inferior eliminando y/o reposicionando exceso de tejido como así también reforzando los músculos y tendones circundantes.

Cuando se presenta una importante cantidad de piel en el párpado, la piel puede colgar sobre las pestañas y causar la pérdida de la visión periférica. Las partes externas y superiores del campo visual son las más comúnmente afectadas y la condición puede causar dificultad con actividades tales como conducir o leer. En estas circunstancias, la blefaroplastia del párpado superior es llevada a cabo para mejorar la visión periférica. Pacientes con una menor cantidad severa de exceso de piel pueden realizarse un procedimiento similar por razones cosméticas. La operación en el párpado de abajo es casi siempre hecha por razones cosméticas, para mejorar las "bolsas" de los párpados inferiores y reducir el arrugamiento de la piel. Ya que es muy frecuente que cuando las personas llegan a los 40 años los párpados se caigan por el exceso de piel en ellos. Esto ocurre tanto en los de arriba como los de abajo.

A esto debe agregarse la presencia de bolsas en los párpados (sobre todo en los inferiores) y hasta "olanes" en muchas ocasiones. De hecho, el problema de las bolsitas (que es grasa acumulada en los párpados) puede encontrarse desde edades muy tempranas, ya que puede ser de carácter hereditario.

La blefaroplastia se realiza mediante incisiones externas hechas a lo largo de las líneas naturales de los párpados, tales como las rayas de los superiores y por debajos de las pestañas en los inferiores, o por la superficie interna del párpado de abajo. Es una cirugía ambulatoria (también llamada cirugía de día) porque no es necesario que el paciente permanezca hospitalizado. La recuperación es rápida.La hinchazón y el amoratamiento iniciales toman una o dos semanas en restablecerse pero se necesitan, al menos, varios meses hasta que el resultado final se vuelve estable. Dependiendo del alcance del procedimiento, la operación toma de una a tres horas en completarse.

 

 
Todos los derechos reservados ©2012 www.polancoplastica.com | Dra. Gladys Polanco